Organizaciones Brillantes: Innovación disruptiva

Organizaciones Brillantes: Innovación disruptiva

Con el propósito de seguir proporcionando espacios de aprendizaje a todos los egresados de Economía con especial interés en crear empresa, Agustín Jiménez economista de La Universidad de los Andes y especialista en consultoría en gestión, estrategia, gestión del cambio, transformación organizacional, liderazgo, cambio cultural e innovación en gestión; estuvo explicando qué son las organizaciones brillantes y todos los beneficios que traen para las empresas y sus integrantes.

Agustín explicó que la razón de ser de las empresas no es generar utilidades para los accionistas, es qué tan útil es la empresa para hacer de este un mundo mejor. “Las utilidades y las ventas son en realidad una consecuencia del negocio al lograr su propósito.” Aquellas empresas que consiguen llegar a esto, Agustín las clasifica como Organizaciones Brillantes.

Las organizaciones brillantes nacen de un movimiento que busca cambiar la forma en cómo se construyen las empresas alrededor del mundo. Para ser una Organización Brillante, las empresas deben tener un propósito superior. Para explicar qué es un propósito superior, Agustín utilizó el Modelo de Barret, que ubica a cada persona en un nivel de desarrollo evolutivo de acuerdo a la experiencia de vida que cada uno ha tenido, sin juicios de valor involucrados.

En el nivel de trascendencia, que es donde se encuentra el propósito superior, está el servicio, hacer una diferencia, cohesión interna y transformación. Estas acciones que se caracterizan por estar enfocadas en el interés común son las que deben guiar el propósito de una organización brillante.

¿Por qué tiene sentido crear una organización brillante?

1. Después de las familias, las empresas son la forma organizacional más numerosa en el mundo. Hay alrededor de 230 millones de empresas en el mundo, que con su capacidad de influencia y fuerza lograrían transformar el planeta a uno mejor lugar, en tan solo una generación.

2. El modelo de empresa centralmente planificada está obsoleto. En un mundo volátil, incierto, complejo y ambiguo como el de hoy, no es funcional actuar bajo la centralización de un poder. Esto ha provocado que menos del 30% de los empleados en el mundo se sientan comprometidos para la empresa para la que trabajan.

3. Las empresas con un personal altamente comprometido, que siente que la empresa le da un sentido a su vida, superan en desempeño un 200.2% a las empresas en las que sus trabajadores no lo están.

4. Es buen negocio, sirve para ganar más dinero que con una empresa tradicional.

Para llegar a ser una organización brillante, esta debe comprometerse a lograr que su gente se convierta en la mejor versión de sí misma, tanto profesional como personalmente.

Conferencista: Agustín Jiménez

Tema: Innovación

Etiquetas:
No hay comentarios

Déjanos tu comentario